COPE · ESTRELLA POLAR · 08/06/2010

Resumen:

D. Javier Garisoain, secretario general de la Comunión Tradicionalista Carlista, sostiene que el carlismo sigue existiendo en la actualidad y lo seguirá haciendo mientras haya alguien que defienda el "Dios, Patria, Fuero y Rey" que, a su juicio, son principios de lo más actuales cuando se abren los periódicos cada día. Explica que no sólo trata de poner en su sitio la religión y la política, ni de reivindicar una línea dinástica determinada que hoy no encontraría referente, sino de afirmar la esencia de la monarquía como sistema, al estar enraizada con la tradición.

Javier Garisoain prefiere llamar a las tres guerras como "civiles", en vez de "carlistas", para que no parezca que la culpa fue de los carlistas. A su juicio, la primera de ellas fue una continuación del fragor de la Guerra de la Independencia, pero con el enemigo dentro, dramática y fratricida, donde una mayoría del pueblo no quiere aceptar la revolución liberal que se iba imponiendo en Europa. Y precisa que el carlismo no era un movimiento único en España, en Portugal estaba el miguelismo; en Italia, el movimiento neoborbónico; en Francia, la resurrección contrarevolucionaria y los monárquicos franceses... No le gusta que al carlismo se le vea como la derecha del sistema o la dimensión sagrada de la realeza, "es algo más, el carlismo estaba antes de la Revolución liberal, el enfrentamiento no es tan simple como derecha-izquierda, su idea de Dios es un límite para evitar las tiranías, su idea de Patria es de arraigo intergeneracional, su idea de Fueros es de leyes justas para poder vivir libre, y su idea de Rey es la de una monarquía estable por encima de los vaivenes partidistas". Junto a ello, manifiesta que relegar a los carlistas a un ámbito rural es un tópico más, "es totalmente compatible con la ciudad y el progreso".

Fecha de publicación: 2010-06-10 13:31:20
Calidad del audio: 22.05khz, bitrate: 32
Descargar podcast (6.85 MB | 29:56 minutos) Comentarios: 49